Necesitamos voluntarios que puedan servir como cuidadores.

Los cuidadores son personas que realizan visitas domiciliarias al menos una vez cada quince días a pacientes en fase terminal, dan acompañamiento y están al pendiente de las necesidades de los pacientes.